Dermatología Estética

Toxina botulínica (Botox®, Vistabel®, Dysport®, Azzalure)

Relaja la musculatura facial.

A partir de los 35 años, la contracción de ciertos músculos de la frente y los perioculares nos produce un aspecto de cansancio o enfado. La toxina botulínica lo que produce es la relajación de estos músculos para evitar que arrugas “dinámicas” se conviertan en “estáticas”. Se puede aplicar en las arrugas de la frente, las patas de gallo, y el músculo corrugador. Normalmente, el uso estético de la toxina botulínica se limita a las arrugas de expresión en el tercio superior de la cara.

Rellenos con ácido hialurónico

Rellena las zonas de pérdida de volumen de la cara y las arrugas profundas. Se puede aplicar en los surcos nasolabiales, la zona peribucal, los labios y los pómulos.

La principal indicación de los materiales de relleno es el rejuvenecimiento de la cara. Su uso, combinado en muchas ocasiones con la inyección de toxina botulínica, consigue unos resultados muy satisfactorios, con una incidencia muy baja de efectos secundarios. Otra de las indicaciones de los rellenos es la restauración de volúmenes y mejoría del contorno facial que con el paso de los años va perdiendo su forma original. La inyección de los mismos debe realizarse con sumo cuidado y delicadeza, haciendo que el paciente se vea mejor pero sin un cambio drástico.

Peelings químicos

Mejoran la textura de la piel, cierran los poros, mejoran el aspecto de las manchas e igualan la tonalidad de la piel.

Se pueden utilizar en la cara, las manos y el escote. Es una técnica de regeneración y “anti-aging” de la piel. La valoración del tratamiento previo y el tratamiento en sí debe hacerse idealmente por un dermatólogo experto en la piel. Se pueden utilizar diferentes tipos de sustancias dependiendo del tipo de piel y de lo que se quiera conseguir. Mediante esta técnica hay una exfoliación de la piel seguida de la regeneración de la misma. La “nueva piel” se ve más sana y suave. Las indicaciones son variadas: acné (comedones, puntos negros, cicatrices), manchas de la edad y por el sol, pecas, manchas del embarazo, y arrugas finas. A veces se utilizan en combinación con láser.

Tratamiento de las manchas y el melasma

Mediante la utilización de láser de manchas y en combinación con peelings químicos y mascarillas despigmentantes.

Plasma rico en plaquetas

Se utiliza para dar luminosidad y estimular el colágeno de la piel de la cara y el escote.

La bioestimulación con plasma rico en plaquetas es un procedimiento autólogo, es decir, que se realiza con sangre extraída en forma indolora del mismo paciente utilizando la fracción rica en factores de crecimiento. Con el tratamiento se busca detener el proceso de envejecimiento y promover la regeneración celular, lo que permite obtener una mejor calidad de piel, más luminosa y con mejor textura.

Mesoterapia facial

Es un tratamiento en el que se realiza microinyecciones de ácido hialurónico, vitaminas y antioxidantes con lo cual se consigue una hidratación intensa de la piel proporcionándole un aspecto más luminoso y rejuvenecido. Se puede utilizar en combinación con otros tratamientos.

Tratamiento de la cuperosis (rojeces) y rosácea

Mediante la utilización de láser a veces en combinación con tratamiento médico.

Tratamiento de los angiomas (puntos rubíes) y de las queratosis seborreicas

Mediante la utilización de láser en combinación con otras técnicas.

Hiperhidrosis (hipersudoración) de manos y axilas

Mediante la infiltración de toxina botulínica, es un tratamiento sumamente eficaz.

La mayor parte de las hiperhidrosis son idiopáticas, es decir, no tienen una causa atribuible. En caso de que los desodorantes, toallitas, talcos, soluciones no resulten eficaces, y la sudoración excesiva afecte a la vida normal de las personas, la toxina botulínica es una opción, al bloquearse las terminaciones nerviosas en estas zonas, se corregiría la sudoración excesiva.

Transdermoterapia

La transdermoterapia es una innovadora terapia dermatológica-estética prácticamente indolora que combina la mesoterapia tradicional con microneedles (microagujas) produciendo hasta 65.000 microscópicos canales en la piel.Con la técnica logramos dos objetivos, por un lado la estimulación de la piel a sintetizar colágeno y por otro lado la introducción de sustancias en la piel a modo de mesoterapia, entre ellas vitaminas, factores de crecimiento y ácido hialurónico.El tratamiento se utiliza para mejorar el aspecto de la piel envejecida, apagada, cicatrices de acné, además de utilizarse también para la introducción del plasma rico en plaquetas en el cuero cabelludo en determinados tipos de alopecia (caída de pelo).Los resultados son muy buenos en cuanto a mejora de la firmeza y elasticidad de la piel, logrando una piel luminosa e hidratada.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies